Feeds:
Entradas
Comentarios

Agenda 21

Tras tan enigmática denominación se encuentra una de las más audaces formas de devolver a la ciudadanía la capacidad para intervenir de manera activa en la cosa pública. Mucho más eficaz que las críticas de barra de  bar, o de tertulia improvisada en cualquier esquina que no va más allá del desahogo del momento. Seguir leyendo »

Anuncios

Plan E

Ya están aquí las palas, los picos, las losas, los chalecos, los camiones y los carteles. Hoy una zanja aquí, mañana una valla allí. Y movimiento, mucho movimiento. Para demostrar que es un plan para evitar parados.

Nada habría que objetar si no fuera por lo frustrante que resulta todo. De entrada, que se denomine plan a lo que es pura improvisación, cuando no ocurrencia. No hace falta sino mirar el destino de los dos millones de euros que le han caído en suerte a Laredo. Asfalto, alamedas, cubierta y fachada del viejo Ayuntamiento, y la remodelación frustrada de la plaza Fuente Fresnedo. Demoledor. Nos llega un ingreso extra, inesperado, extraordinario…. Y lo destinamos a asuntos que debieran estar más que cubiertos con los presupuestos ordinarios. Seguir leyendo »

Folletos

Seguramente todos tenemos, en casa, un cajón lleno de papeles (yo un baúl con fotocopias de mil cosas). Papeles que pueden ir desde un “ticket” de compra de “El Corte Ingles”, facturas varias y hasta una etiqueta de aquella prenda que, si no me quedaba bien, igual… devolvía. Todos los años el Ayuntamiento, la Casa de Cultura, la Oficina de Turismo, etc., editan un montón de papeles y folletos publicitarios e informativos, de mil cosas. La Iglesia también (la nuestra también). Nosotros editamos folletos explicativos de “Sta. María” en Castellano, Inglés y Francés (aparte de cultos y fiestas). Seguir leyendo »

Al hilo de la “cita con las urnas” de este fin de semana…

Me comentaba un amigo, el otro día, que había escrito una carta a un “concejal” y no le había contestado. ¡Estará muy ocupado! (me dijo).
Otro, por otro lado, me comentó: “siempre que le llamo tiene el teléfono apagado o no me coge”. Y “el colmo de los colmos” es quedar con uno, a una hora, y no asistir a la cita sin más explicaciones (así no se soluciona ni se gestiona nada), y ¿cómo se tiene que sentir el “plantado”? Seguir leyendo »

No ha habido manera, por más que he preguntado, de saber de donde procede (documentalmente) el origen del nombre de la “Cuesta del Infierno”… ¡Curioso nombre!

Hace más de un año que comencé a indagar y buscar el origen de las calles laredanas y sus protagonistas y, cuando ya casi las tenía, me cambian 20 de golpe. La Ley de Memoria Histórica tiene la culpa. Así que, casi, volver a empezar.
No sabéis (no os podéis imaginar) lo complicado que es hacer la biografía de alguno de nuestros personajes. Ni hablando con los hijos, los vecinos y los amigos que les conocieron, te “casan” los datos. ¡Increíble!, pero cierto. Algún día de estos os comentaré algunas anécdotas al respecto. Seguir leyendo »

Delicatessen

Qué le voy a hacer. Convivo con un estómago hipersensible, que acusa en exceso los ardores guerreros de salsas y demás aliños presentes en muchos de los platos que devoro con deleite. Aunque las mayores punzadas en el vientre me las suelo llevar por disgustos que poco se parecen a un bocado grato. Seguir leyendo »

Es una pena que se haya perdido mi primer “blog”: “Un Saludo a Todos” (por causa de mi impericia).
De momento no voy a rescribirlo. Sólo señalar que ahí fue donde dije que íbamos a hablar, un poco, de todo (divino y humano). Mi opinión sobre Laredo y la defensa de su “patrimonio” creo que está bastante contrastada, pero no me quiero pasar la vida hablando de “caballeros” y “piedras”. Seguir leyendo »