Feeds:
Entradas
Comentarios

Realismo

realismo-desembarco

Siguiendo la tendencia más vanguardista en lo que a recreaciones históricas se refiere, nuestro Ayuntamiento ha optado por abordar el Desembarco 2009 tratando de que ficción y realidad se den la mano. De forma que si las crónicas de mediados del sXVI refieren que casi nadie aguardaba al ex emperador en nuestra villa, medio milenio después nos hemos empeñado en interpretar de forma literal dicha indiferencia.

Porque no tiene otra explicación que estemos a 8 de septiembre, a escasos 10 días de la arribada del Sire a nuestras costas, y aún no sepamos más que eso, su fecha de recalada. El resto del programa intuyo que lo estarán “cocinando” quienes hayan resultado ganadores de la adjudicación por un importe cercano a los 60.000 euros, tal y como se informó semanas atrás. La web del Ayuntamiento ofrece un raquítico aviso de que el acontecimiento está cerca, tan anoréxico en datos que, lejos de seducir, espanta. Seguir leyendo »

Paladar desorientado

fruta plasticoQuienes tuvimos la suerte de conocer la guerra y su cruel posguerra de oídas, esto es, quienes nacimos tras los ardores mayeros del 68, tenemos el paladar viciado. Penitencia de saciados educados con morro fino. Teniendo a mano de todo tenemos todo mezclado. Nos sentimos imbatibles por saber manipular cualquier engendro con mandos, y casi sin haber partido, parecemos estar de vuelta en todos los órdenes de la vida. Es ahí cuando nos la dan con queso quienes saben más por viejos que por “diablos” o “pellejos” (con perdón para los entrañables jóvenes que superan el medio siglo de vida).
Reconozcámoslo: lo nuestro es pura apariencia, como la de esas frutas relucientes que asoman en los expositores despertando tempestades salivares, hasta que el primer mordisco nos saca de nuestro ensueño. No hay sabores como aquellos que describen nuestros mayores cuando se cierran en banda y refieren los tiempos en que “la fruta sabía de veras a fruta”. Y lo mismo con la leche. Incluso con la propia carne. Lo admito: salvo honrosas excepciones tienen más razón que un santo. Seguir leyendo »

Desprendidos

No habíamos tocado fondo. Aún podemos ir a peor. Imagínense la cara de tonto que se me quedó ayer al abrir el periódico y darme de bruces con esta noticia. La he transcrito tal cual, salvo el titular. Y la cosa cambia, ¿no? Esto es como el chiste de aquel que estaba todo el día rezando para que le tocase la lotería. Hasta que al final un día el Todopoderoso decide irrumpir en escena y le dice: “Está bien que desees con tanto fervor ese milagro… ¡pero al menos compra el cupón!”. Seguir leyendo »

Gotas

Es un viejo debate. ¿Prefieres un chaparrón o un pertinaz calabobos? Yo, si he de acabar calado hasta los huesos, prefiero que llueva a mares. Al menos ya sé la que me viene encima y la prudencia hará que me ponga antes a resguardo. Las amenazas más letales son aquellas que llegan a cuentagotas. Aquellas que avanzan de forma lenta pero imparable y sin hacer ruido.

Como la “muerte dulce”. Esa forma de morir con la sonrisa en los labios que padecen quienes son víctimas de un escape de gas. Un enemigo inodoro, incoloro e indoloro. Pero absolutamente mortífero. Con un grado de ensañamiento tal, que llega incluso a inutilizar nuestra motricidad haciendo inútil cualquier intento de huida en el caso de que, a última hora, tratemos de reaccionar. Si nos rescatan a tiempo, las secuelas son muy severas y se prolongan durante años. Seguir leyendo »

Reprimidos

No hay como leer un foro para ver cómo le pone al personal el travestismo. La garantía de anonimato se convierte en vía libre para sacar al impresentable que muchos esconden dentro. Nunca he entendido a quienes viven negándose a sí mismos, ocultando lo que piensan de verdad salvo cuando les dejan jugar a ser impostores. Su revolución consiste en llegar a ser nadie. Nunca vi mayor estupidez. ¡Para eso lucharon tantos! Seguir leyendo »

Privilegiados

Una de las formas más refinadas de tomarle a uno el pelo es hacerle sentir importante. Activado el plan ya sólo falta aderezarlo con grandes cantidades de marketing para que resulte una profecía autocumplida: nos toman por tontos, y lo somos. (Este paréntesis lo dejo a modo de provocación: ¿qué mosca le habrá picado a Javi hoy? Hagan cábalas. ¡Uy!  Lo que uno tiene que leer en pensamientos. ¡Qué retorcidos son!). Resuelvo el enigma. Seguir leyendo »

¡Ya está bien!

Perdonen el tono, pero hay veces que la paciencia se agota de tanto usarla. Uno cree estar curado de espanto con quienes gestionan la cosa pública hasta que surge el edil de turno que te saca de dudas dejándote claro que la realidad supera con creces la ficción. Seguir leyendo »